Our Blog

Latest News

Iba A Esperar a que fuera Luna Nueva

Tengo años dándole vueltas a una misma idea y convirtiendo más y más la motivación en ansiedad. Por ejemplo, este post, que publico en un sitio incompleto, con el corazón presionándome contra el pecho por el humo del cigarro de mis compañeros de al lado y la emoción ya extraña de accionar de a de veras.

Pensé mil veces en esperar a terminar el sitio, esperar a tener toda la estrategia en mi cabeza, en ir al gimnasio primero. Carajo que hasta cuando me decidí a hacerlo, me acordé de que mañana es luna nueva y pensé, de nuevo, en esperar. Y es que es adictivo encontrar pretextos para esperar, para no hacer. Para hacernos pendejos, pues.

El amor en los tiempos del haztependejéz.

No me quejo, la verdad es que estoy en un momento muy cómodo de mi vida. -¿Quizá demasiado cómodo? 👀- Pero en un punto, a la mitad de mi horario de trabajo de 10 a 7, desde mi casa, me cuestiono la emoción de un asenso en la empresa con la que he estado por más de tres años. Dejando de ladito el sueño, para más tarde. En fin, aquí estoy y ya estoy grandecita para que no me valga madre.

Hablemos entonces de, ¿qué hacemos aquí? ¿quiénes son ustedes? ¿quién soy yo?

¡Hola! Soy Fabiola, tal vez me recuerden en películas como “Viví 9 meses en una cabaña a” o “No vuelvo a trabajar en una oficina”. Llevo más de 10 años viviendo en La Internet y no planeo mudarme pronto.

No necesitan saber más sobre mí, pero igual voy a contarles probablemente. En el caso de El Aracle, bueno, todo se trata de una transformación. Y al borde de mis 30 noto que nadie tiene la vida solucionada, nadie. ¿Se acuerdan de la prepa? Donde llevan una clase donde, se suponem deben armar su plan de vida. ¿No se acuerdan? Pues claro que no, porque a esa edad lo último que te interesa es pensar en la vida.

En mi caso, me da mucha ansiedad no saber qué está pasando, por lo menos. Me costó pensar en que tampoco puedo controlar lo que va a pasar; pero tener una idea general me ha ayudado bastante. Busqué por todos lados una manera de lograr el balance entre lo que tengo planeado y lo que realizo realmente, sin mucha suerte. Mi cabeza termina haciéndose un aracle y decido esperarme hasta la siguiente luna nueva.

Sin embargo en el proceso he aprendido un truco o dos. Y por alguna razón, siento la necesidad de compartirlos. Bienvenidos a El Aracle.

Rueda de la Vida En Línea
Hello world!

Leave a Reply